La niña que vino llorando

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La niña que vino llorando

Mensaje por Katiana9 el Dom Mayo 20, 2012 8:39 pm

Después de meses de vagancia, me decidí a pasar mis relatos al ordena y luego subirlos al foro ^^. Aquí va el primero: lo escribí en marzo y, aunque no es una obra de arte, a mi me gusta n_n
AVISO: Por lo general, ODIO los finales felices pyong38:

-La niña que vino llorando-


El roble sintió como la niña que vino llorando se removía entre sus raíces. Tras acomodarse, la niña que vino llorando volvió a observar al conejito gris que le estaba sirviendo de modelo para un dibujo. El roble rió agitando sus ramas al comprobar que el conejillo seguía en la misma complicada pose que diez minutos antes, cuando la niña que vino llorando le había pedido que posara para ella. Pero es que todos en el bosque querían a la niña que vino llorando, y sabían que ella los correspondía encantada. El roble recordaba como diez años atrás la niña que vino llorando había llegado allí (llorando, por supuesto) y se había ocultado tras el roble, fuera del alcance de las miradas de maliciosas de unos niños que reían y decían palabras que el roble no entendía, pero que le sonaban mal y que parecían herir a la niña que vino llorando. Cuando se cansaron de buscarla, los niños se marcharon y la niña que vino llorando se quedó sola con sus lágrimas. O eso creyó ella, pues pronto todos los animales e insectos acudieron a ver a la niña que vino llorando, y ella sonrió. Desde entonces, la niña que vino llorando había visitado el bosque casi a diario, a veces ocultándose de aquellos niños y otras dibujando y escribiendo, escribiendo relatos y poemas que luego todo el bosque escuchaba y admiraba.
Aunque al roble diez años se le hacían cortos, se había dado cuenta de lo mucho que había cambiado la niña que vino llorando desde que la conoció. Su cuerpo de niña había dado paso al de una mujer, su rostro de niña buena y tranquila reflejaba ahora a una joven soñadora, inteligente y tranquila, a veces asustada de aquellos niños, pero siempre dispuesta a sonreír por los demás; su corto y ondulado cabello castaño le llegaba ahora hasta la mitad de la espalda; y ella medía unas cuantas ramas más que antes. Ahora al roble le recordaba a las antiguas ninfas y dríades de las que hablaban los árboles más ancianos; tan alegre, tan dulce, tan hermosa, tan buena…
El roble recordaba también que tres años antes, la niña que vino llorando se había ausentado casi una semana y a la vuelta traía chispitas en los ojos. Y desde entonces, durante casi una semana cada mes, la niña que vino llorando se tumbaba en vez de sentarse y apoyaba una mano sobre su vientre. Al principio, aquella extraña enfermedad que la hacía parecer más madura parecía alegrar a la niña que vino llorando, pero dos años después de que aquello empezara a pasarle, la niña que vino llorando cavó un profundo agujero junto al roble sin decir nada a nadie, y volvió a llegar a veces corriendo y perseguida por niños malvados. Solo que ahora ella se ocultaba en el agujero (que tapaba con maleza) y los niños eran sólo dos, en cuyos ojos no había malicia infantil, sino auténtica maldad y codicia, y ahora no usaban esas complicadas palabras oscuras, ahora gritaban el nombre de la niña que vino llorando junto con los nombres de animales, como los de los zorros y los perros, y estos caían como puñaladas sobre la niña que vino llorando. No, al roble no le gustaban los niños que hacían llorar a su pequeña ninfa.
Y justo en ese momento, mientras la niña que vino llorando terminaba de sombrear el dibujo del conejito, las voces de los niños resonaron a lo lejos. Rápida como el rayo, la niña que vino llorando cogió sus dibujos y lápices y se ocultó en el hoyo, que cubrió lo mejor que pudo. Pero entonces el roble vio a los niños. No venían solos. Los acompañaba un perro grande y feo. Y el perro olisqueaba el suelo. Y se acercaba más y más al escondite de la niña que vino llorando. Y llegó hasta él y ladró. Y uno de los niños, sonriente, sacó a la niña que vino llorando de su agujero, mientras el otro ataba al perro a una rama del roble. La niña que vino llorando intentó gritar, pero los niños se lo impidieron. Y como si fuese un orden, el niño que había atado al perro susurró dos palabras junto al oído de la niña que vino llorando y los dos rieron y despojaron a la niña que vino llorando de toda su ropa. Ella trató de gritar de nuevo y morderles, pero el que la había sacado del agujero la golpeó y le tapó la boca. El roble veía la codicia y el deseo reflejados en los ojos de los niños, y el odio salió de su interior. Intentó golpear a los niños con sus ramas, pero fue en vano. Notó como el viento y los animales también los atacaban, pero ellos ni lo notaban. Y el roble supo que ya no le quedaba nada que hacer. Centró su atención en la mano de la niña que vino llorando que se clavaba en su corteza e intentó transmitirle su energía y apoyo, pero ella estaba demasiado encerrada en el sufrimiento, el miedo y el dolor que aquellos seres repugnantes le producían. Y cuando finalmente ellos se marcharon satisfechos, la niña que vino llorando se quedó encogida entre sus raíces, sollozando. Y los animales se acercaron a ella de nuevo. Y el viento revolvió su pelo. Y ella los miró, con aquel rostro que había perdido la inocencia y sobre el cual estaba marcada muy profundamente la huella del sufrimiento. Y lentamente dejó de llorar. Y cogió uno de sus lápices de dibujo y lo afiló hasta no poder más. Y miró a todo el bosque con cariño, y por último acarició la corteza del roble, de su roble. Y para cuando este se dio cuenta de lo que ella pretendía, ya era demasiado tarde. La niña que vino llorando clavó su lapicero negro en medio de su pecho, acabando así con su sufrimiento. Y al roble le dio la impresión de que su sangre formaba en el suelo el dibujo de una bella flor.
“Es curioso” susurró el viento entre sus ramas “cuanto más hermosa es la flor que les entregas, más la destrozan los humanos con su codicia”

Licencia Creative Commons
La niña que vino llorando se encuentra bajo una LicenciaCreative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

¡Espero críticas, ya sean buenas o malas ^_^! (peores que las de mi madre, seguro que no son XD) Y haber si subo alguno más n_n


Última edición por Katiana9 el Jue Jul 19, 2012 11:50 am, editado 1 vez



Katiana9
Experimenta-2
Experimenta-2

Femenino
Edad actual : 18
Nº de mensajes : 520
Inscripción : 12/01/2012
Votos recibidos : 46
Puntos totales : 876
Localidad : leyendo un libro y comiendo un kit-kat
Medallas :

http://monedasdediscordia.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: La niña que vino llorando

Mensaje por Ayoria el Lun Mayo 21, 2012 4:22 pm

Sinceramente... me has quedado de piedra... conejo2:

La historia está muy bien, desde el principio te adentra en el bosque y ves lo que hay en él, te hace sentir agusto con el entorno y te hace pensar que la niña se esconde de los otro por la crueldad de los niños de siempre a ess edades... pero al final muestras que la crueldad de los niños puede degenerar hasta el punto de odiar a la humanidad por culpa de unos cuantos miserables y me he sentido mal al ver que nadie podia ayudarla ni del bosque ni de alguna persona que estubiera cerca... y nisiquiera yo que lo estaba leyendo (aunque puede que esto solo sea cosa mia) para evitar el sufrimento que pasó o para evitar esa escapatoria del sufrimiento...

Me he quedado con mal sabor de boca, no porque la historia sea mala, sino por el giro argumental repentino; es de esas historias que dices "huy que bonitas..." y al final acabas con el culo torcido, un nudo en la garganta y lágrimas en los ojos (y eso que ya habías avisado de que no te gustan los finales felices...XD)... y es por eso por lo que me ha encantado, espero que pongas más historias pronto y que sigas escribiendo más... ¡¡ÁNIMO!! pyong17:




ACUÉRDATE DE SER AMABLE CON LOS QUE TE RODEAN Y ALEGRARLES EL DÍA A DÍA
UN BESO Y UN ABRAZO PUEDEN REPARAR UNA HERIDA CUANDO SE DAN CON TODA EL ALMA.

Ayoria
Conoci-2
Conoci-2

Masculino
Edad actual : 28
Nº de mensajes : 271
Inscripción : 02/03/2012
Votos recibidos : 43
Puntos totales : 573
Localidad : Palencia
Medallas :

Volver arriba Ir abajo

Re: La niña que vino llorando

Mensaje por Katiana9 el Jue Mayo 24, 2012 3:52 pm

Gracias por los ánimos ^^
Me encanta tu opinión, es exactamente lo que esperaba que se sintiese al leer el relato, así que me alegro de que te haya gustado y la hayas entendido.

Sí que deja con mal sabor de boca (de eso se trata pyong40: ), la escribí bastante deprimida (mis compañeros de clase son mi gran inspiración TT.TT) y se nota. Pero ya lo dije: ¡no me gustan los happy endings! ¡No los soporto!
Puede que no me moleste que una historia acabe bien, pero siempre y cuando pase algo malo >:), si el final es parcialmente feliz si que lo soporto ^^

Y, de nuevo, ¡gracias por los ánimos! ^^

Edito: Acabo de registrar este y mis otros relatos en Creative Commons (cosas de mi madre ^^"), edito el post de arriba para colocar la licencia.



Katiana9
Experimenta-2
Experimenta-2

Femenino
Edad actual : 18
Nº de mensajes : 520
Inscripción : 12/01/2012
Votos recibidos : 46
Puntos totales : 876
Localidad : leyendo un libro y comiendo un kit-kat
Medallas :

http://monedasdediscordia.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: La niña que vino llorando

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:24 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.